Asómate al mundo exterior...Y VERÁS TODO LO BUENO QUE TIENE!

Asómate al mundo exterior...Y VERÁS TODO LO BUENO QUE TIENE!
Asómate a la ventana y mira, escucha, habla...y comparte conmigo tus impresiones.

"Hermanos, comencemos, ya que hasta ahora poco o nada hemos hecho..."

Un gran Santo, el más pobre en lo material, pero el más rico en lo espiritual dijo en su lecho de muerte: "Hermanos, comencemos, ya que hasta ahora poco o nada hemos hecho...". Ese gran Santo era Francisco, y si él dijo no haber hecho nada, ¿que hemos hecho nosotros? Empecemos a hacer algo para cambiar el mundo, ¿no os parece?

Eres el visitante número:

Busca aquí lo que quieras

Cargando...

lunes, 21 de enero de 2013

¡FELIZ VIAJE, HERMANA MARÍA!

     
     Apenas dos días después de salir de España me he enterado de una triste noticia: Sor María ha muerto.

     Me da mucha pena estar a miles de kilómetros de allí y no poder estar acompañando a mis hermanas pobres de Santa Clara en estos momentos. El convento entero estará conmocionado, me imagino, al igual que todos los amigos cercanos. Es una noticia que, aunque esperada, me ha emocionado. Sor María era para mí muy querida y puedo dar gracias a Dios por haberme concedido la oportunidad de conocerla más de cerca.

     Lejos de ser una noticia mala, creo que es bonito saber que ella está disfrutando ya de su querido Jesús, de su querida María. Yo estoy convencido de que no está sola, y ahora me encomiendo a ella para que me ayude en mis aventuras peregrinas y para que interceda por mí ante el Señor para que me guíe por una senda llana

     Cuando murió mi padre, escogimos como cita para su lápida una de Lucas:

"¿Porqué buscáis entre los muertos al que vive?. 
No está aquí, sino que ha resucitado...". 
(Luc. 24, 5). 

     Pues bien, Sor María también resucitó. No busquemos entre los muertos, pues ahora ella vive plenamente en el Señor. Eso es motivo de alegría, de alegría franciscana. 

     Yo me quedo con los recuerdos de sus mejores momentos, y esta mañana cuando rezaba un Ave María por ella, me sonreía cuando decía: "... santa María...". Desde luego que Sor María es una santa con mayúsculas.

     Te deseo un feliz viaje, hermana. Sabes que desde la distancia estoy contigo, y con nuestras hermanas del Convento de Ntra. Sra. del Amparo. Me gustaría poder vivir con ellas estos momentos, pero no puedo.

     Espero verte un día en el cielo y que los dos podamos compartir los viejos momentos aquí en la tierra, y cuando vuelva a hacer el Belén de Santa Clara, te recordaré como la mujer que fue y será un ejemplo para todo Almendralejo.

     Desde aquí envío también un abrazo a mis queridas hermanas, para que sepan que desde la distancia no las olvido.

                                                                                                 Tu hermano Martín


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada